Somos dos hermanos unidos por una misma pasión: los fierros. Vivimos en base al prueba y error, siempre, como lema de vida. Soñamos, armamos, corremos, nos equivocamos y volvemos a armar. Somos dos pibes normales con una misma meta: tener el auto de nuestros sueños. Nos encanta que sean parte de cada nuevo desafío que nos proponemos y poder compartir con ustedes todas las emociones, ya sean alegrías o decepciones que cada auto nos da.
Los invitamos a nuestro pequeño mundo!

Lau

Soy Lau, para muchos Laurita. Tengo 23 años y amo lo que hago. Creo verdaderamente que si haces algo con pasión, amor y perseverancia estás en el camino correcto. Además creo que las alegrías compartidas se multiplican. Tengo la suerte de poder encarar cada proyecto y meta que me propongo junto a mi hermano, Martín. El es una de las personas que más me inspira y me motiva, y estoy felíz de que sea mi compañero de aventuras y macanas. También, estoy más que agradecida y feliz de poder compartir todo esto junto a ustedes, que nos acompañan en todas las locuras, me alientan a que siga para adelante, y que todo con paciencia y esfuerzo va a salir. Me gusta transmitir el entusiasmo que tengo por cumplir mis metas y motivarlos a que se animen. Toda aventura empieza con un sí, dá el primer paso que vale la pena cada segundo!

Martín

Bueno loco, seguro ya la mayoría me conoce a través de los vídeos. Pero si por alguna loca razón llegaste acá primero, les cuento que soy un apasionado por la soldadura, la mecánica, hacer las cosas uno mismo y aprender de todo en el camino. Arranqué con el tema de la soldadura, que se darán cuenta rápidamente es lo que mejor me sale, y la mezcle con la pasión por los fierros. Cuando me di cuenta que «se puede», hacer casi todo sobre ellos, sin tener mucha experiencia, un título de ingeniero o hasta las herramientas adecuadas, empecé con las modificaciones y a expandir mis conocimientos de fabricación y mecánica.
Acompáñenme a través de los vídeos en experiencias reales sobre las aventuras que emprendo, buenas y malas, con errores o cuando todo sale de 10. Porque así es esto, un reniegue constante, pero que nos alegra la vida a los que compartimos esta pasión!